21/8/10

Un loco lindo que recorre la Argentina en dos ruedas

Se trata de Alfredo Sandiano de 49 años, quien el 26 de julio del corriente año salió desde Concordia, Entre Ríos, con una sola meta. Llegar a Ushuaia. Este entrerriano, padre de 8 hijos -Ivone, David, José, Guido, Andrés, Gino, Alan y Micaela-, se encuentra cumpliendo un sueño que venia circulando por la cabeza pero que no se animaba hacer. El año pasado, tomo una de las decisiones más duras –siempre hablando de lo deportivo- y se preparo de cara a este viaje que quedará en la memoria por el resto de su vida. Recorrer la Argentina en dos ruedas.
EL CHUBUT habló mano a mano con Sandiano en una charla emotiva y hasta donde hubo lágrimas cuando le toco hablar de los seres queridos, a los cuales le agradece el apoyo que le brindan en todo momento.
La decisión más difícil
 “Largue el lunes 26 de julio a las 9 de la mañana, con una despedida hermosa, donde se prendieron de onda el intendente de concordia (Gustavo Bordet), y tuve que hacer 140 kilómetros más para despedirme del gobernador (Sergio Daniel Urribarri). Con el correr de los kilómetros la verdad que me voy sorprendiendo con la gente y los paisajes. Cuesta un poco, por las subidas, el viento y demás, pero ya falta menos”. Arranco la charla Alfredo. Durante la misma, indicó que “la idea salió hace varios años atrás, la fui postergando y el año pasado me decidí y empecé a entrenar. Mi obsesión era que tenía curiosidad de cómo era el sur y la verdad es algo muy lindo”.

El comentario de los seres queridos
“Yo tengo 49 años y toda mi vida hice deportes y más de una vez me dijeron que estaba loco, más cuando les dije que me venia para el sur y en bicicleta. Te podes imaginar, me decían que estaba más loco de lo común, por el frío y la época del año sobre todas las cosas. Muchos me dijeron que me venga en verano, pero es lo mismo que vaya a Bariloche a esquiar en enero, el desafió es este. El sur es el invierno y hay que disfrutarlo en esta época. Al principio estaban en desacuerdo pero ahora están todos muy contentos y me apoyan”. Comentó Sandiano acerca de los comentarios de la familia antes de partir.
El peligro del viajeCuando fue el turno de hablar de los kilómetros –más de 2000 hasta el momento- y de los inconvenientes que trae el mismo, Alfredo expresó que “vos sabes que los camiones, especialmente en el sur, son los más respetuosos. Mi peligro son los autos más veloces, pero aunque no lo creas, el mayor peligro son los perros que salen de las chacras, esos son los más peligrosos (risas). Tengo que frenar, bajarme y enfrentarlos para que se asusten y no demostrarle miedo”.
Lo que resta…“Me mentalizo a que tengo que disfrutar lo que me queda. Esta va a ser la parte más linda. Hoy (por ayer) y mañana descanso, después parto a Comodoro Rivadavia, el cual me dijeron que los vientos son muy fuertes, eso me trae mucha curiosidad y lo quiero hacer porque me intriga. La otra parte dura es la de Caleta Olivia. El final no lo quiero pensar, porque va a ser un hola y chau y es duro, por la parte emotiva, a la cual no estoy entrenado.
La bici… El segundo amor
Cerrando el dialogo, fue el turno de hablar de su segundo amor, la bicicleta, donde expresó que “antes de salir tenes que hacer un proceso de una hora en la bici, porque es tu compañía. La verdad que cuando te agarra la tardecita y queres llegar, hablas con ella y le vas tomando cariño. Es algo materializado que lo terminas queriendo. La bici me costo un matrimonio (risas). Cuando llegue a Concordia la bici va a seguir conmigo porque quieto no me voy a quedar, pese a que no haga más estas locuras, pero si me voy algún lado de vacaciones agarro la bici y disfruto el lugar en bicicleta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

NUESTRA PROPUESTA

Este era un espacio para reunir información y opiniones sobre los ciclistas de la ciudad. Buscaba promover el uso de la bicicleta y el respeto a los ciclistas. El objetivo era construir una ciudad sin caos en el tránsito, sin humo, sin sedentarismo. La bici puede ser el mejor transporte cotidiano.
Como mucho no avanzó, se convirtió en mi bitácora de opiniones y experiencias, con un estilo muy catárquico.

BICIS